Centro de desarrollo infantil "paloma"

Ferrocaril Mexico Balsas
Ocotopec, Morelos C.P. 62220
Tel. 372 72 87 y 311 42 91
Contactarnos
Cendi Paloma - Educacion con Amor y Libertad
 
image_Historia del cendi Paloma

Historia del cendi Paloma

El CENDI PALOMA surge en Octubre del 2006, con la finalidad de poder brindar a los niños un lugar en el cual puedan sentirse seguros y felices, para que poder realizar todas aquellas actividades que darán origen al desarrollo de sus habilidades y destrezas, fomentando en ellos el amor, a todo aquello que se haga.

El CENDI PALOMA, cuenta con una excelente ubicación, ya que el clima y el ambiente genera una armonía para que los niños puedan descubrir el aprendizaje de forma natural. Brindándoles a los padres un lugar seguro y placentero, no solo para los niños sino para todo aquel que desee contribuir con esta noble labor. El CENDI, habré sus puertas a todo aquel niño de 45 días a 6 años de edad, por lo que aquí es donde el niño tiene sus primeros contactos con la sociedad, ajeno a la familia , y es aquí donde contribuimos en su seguridad y conocimiento de si mismo, aprende a ser autónomo e inicia con sus primeras relaciones interpersonales. Es en esta etapa donde el juego cobra importancia dentro del desarrollo de sus actividades y en la adquisición de conocimientos, pues funge como estimulador vital del aprendizaje. El niño está continuamente jugando la vez que está experimentando, explorando, descubriendo su entorno y, sin darse cuenta, aprende y adquiere las nociones de espacio y tiempo, conoce y desarrolla su cuerpo y empieza a dar sentido a objetos, personas y situaciones. El CENDI PALOMA, consciente de la importancia que presenta lo antes mencionado, ofrece a los alumnos los elementos necesarios para llevar a cabo una educación integral, partiendo del reconocimiento de la autonomía hasta la adquisición del proceso de lecto-escritura y matemáticas. Dando bases firmes para su crecimiento social, físico y emocional. La continua estimulación que los educandos van recibiendo a través de la interacción con sus compañeros y maestros, les permite desarrollar mayor seguridad en sí mismos, a la vez que favorece la asimilación de conceptos, habilidades y actitudes propios del proceso educativo.